Averías comunes en las bordadoras

91 641 80 04
Averías comunes en las bordadoras

Como taller de bordados en Madrid queremos repasar en esta nueva publicación del blog cuáles son las averías más comunes que a veces afectan a este tipo de maquinaria industrial.


En primer lugar, la puesta a punto del garfio. Estos han de estar bien ajustados para que el hilo no se rompa. Para ajustarlo hay que tener en cuenta los grados del volante de la máquina de Bordados Tecnibor, S.L. Otro fallo frecuente es el registrado en el reciprocador a la hora de cambiarlo. El reciprocador es el taco encargado de hacer bajar la aguja. Esta es una de las averías más habituales en las máquinas de bordar. Para cambiarlo es necesario desmontar la cabeza de la máquina de bordar y el eje del reciprocador. Sabremos que hay que sustituirlo cuando notemos que las agujas de la cabeza afectada no bajan o lo hacen de forma intermitente.


Pueden darse también el caso de que el cortahílos no funcione correctamente. Aquí hay que comprobar si se debe a un problema en las partes electrónicas de la bordadora. Estas partes son el piquer (electroimán) y el solenoide (otro electroimán). Si alguna de estas partes está averiada ya sabremos dónde está el problema. Además de las electrónicas, las piezas mecánicas de la máquina son la cuchilla fija, la cuchilla móvil y el fleje cortahílos. La cuchilla fija es la que más se suele estropear. La móvil es más duradera ya que sólo tiene una regulación de dentro a fuera. El fleje cortahílos está debajo de las dos cuchillas y, como su nombre indica, sujeta el hilo de la canilla después del corte. Por último, en nuestro taller de bordados en Madrid también pueden darse problemas en el cambio de color de la máquina.